sábado, 26 de diciembre de 2009

Feliz Navidad

Feliz Navidad a todos los que pasan estos días lejos de sus seres queridos. A todos aquellos que, debido a la enfermedad, celebran estas fiestas entre las cuatro paredes de una habitación de hospital. A todos los ancianos que pasan sus últimos días en soledad repartidos por residencias españolas. A todas las personas sin recursos que se encuentran en albergues o pasan los días al calor de unos cartones. A los nuevos pobres y a todas las familias que celebran esta Navidad en comedores de Cáritas. Y en especial a todos los niños, a los que un año más se quedarán sin juguetes y a los que por primera vez verán como los Reyes Magos no hacen en su casa la parada tradicional.

A todos os deseo salud, amor, paz y, en definitiva, felicidad.

Feliz Navidad y próspero año 2010.


sábado, 19 de diciembre de 2009

Por todo lo destrozado

¿Por qué han tenido que coincidir en el tiempo la crisis mundial más feroz desde la del 29 y el Gobierno más incompetente que ha estado al frente de España? Como dirían aquellos temerosos de Dios ¿Qué pecado hemos cometido?

La nefasta experiencia puede servir para tomar conciencia de la responsabilidad que supone acudir a las urnas para elegir a nuestros dirigentes, aunque siendo realistas, que no pesimistas, no servirá más que para contar a nuestros nietos que tuvimos un Gobierno que gobernó contra la mitad de los españoles, que fue capaz, emborrachado de mezquindad y soberbia, de destruir en pocos años la prosperidad y el lugar internacional que ocupaba el país que le entregaron.

Si Rodríguez Zapatero no toma en consideración ninguno de los consejos de política económica lanzados por las organizaciones internacionales y, dejándose llevar por su ignorancia y sectarismo, toma decisiones radicalmente opuestas a las aconsejadas, si continuamente subestima las noticias que nos advierten del peligro que corre España en la zona euro, y si los inversores huyen despavoridos al contemplar el panorama económico, no cabe ninguna duda que estamos ante un psicópata plenamente consciente de sus actos, perfectamente conocedor del pozo negro en el que se ha empeñado hundir a nuestro país.

“No se responsabilizan en el gobierno de España” decía hace unos días nuestro presidente refiriéndose a la oposición. Desde luego que no se responsabilizan. Si alguien no ha cometido el asesinato con ensañamiento de la nación española, sería de locos declararse culpable. ¿Por qué tendrían que responsabilizarse del hundimiento de todo un país? ¿Por qué se van a responsabilizar del resurgir de los odios que dejamos atrás en la Transición? No se debe cargar con responsabilidades ajenas, con el mal que otros hicieron a sabiendas.

Ese quinto jinete del Apocalipsis que se apeó del caballo y optó por el tren para llegar a la Moncloa hace más de cinco años, y que muchos se empeñan en ver como un ángel (exterminador, diría yo), está dejando un reguero de destrucción del que tardaremos muchísimos años en recuperarnos.


sábado, 12 de diciembre de 2009

La desvergüenza sale a la calle

Definición de parásito según la RAE: “Organismo animal o vegetal que vive a costa de otro de distinta especie, alimentándose de él y depauperándolo sin llegar a matarlo”.

Los liberados parasitarios, apoyados por algunos titiriteros, han salido hoy a la calle con el lema “No se aprovechen de la crisis”. Tan irónico como siniestro. Los 450 millones de euros que llevan recibidos por parte de Zapatero pesan y es necesario cumplir con la parte del trato. Por ello han decidido manifestarse contra los empresarios, los beneficiarios de la crisis, los únicos responsables de los problemas de nuestra economía, es decir, los que cierran sus negocios, se arruinan y se quedan con una mano delante y otra detrás. Con un par, sí señor.

Zapatero, por supuesto, no tiene nada que ver con la brutal destrucción de puestos de trabajo y con que 9 de cada 10 empleos que se destruyen en la UE se hagan en España. Sin embargo, cuando nuestro país generaba 2/3 del trabajo total creado en Europa sí tocaba manifestarse contra el Gobierno, pero claro, en aquellos tiempos gobernaba la derecha y era necesario expulsarla del poder como fuera. Ahora estamos en la España de Zapatero, y aunque como decía Karina cualquier tiempo pasado nos parece mejor, los españoles tenemos que soportar que ésta sucia legión parasitaria tenga representatividad cuando se trata de tomar decisiones.

Señores proletarios que nunca han visto una mina: Marx murió hace tiempo y el discurso de la lucha de clases no tiene ya cabida, ahora la sociedad se divide entre los que viven gracias a su trabajo y los que viven con el trabajo de otros. Los parados quieren un empleo y da vergüenza ver como son “representados” por una panda de sinvergüenzas que a lo que único que aspiran es a seguir chupando de la teta del Estado. De modo que dejen de insultar a la inteligencia cuando hablan de defender a los trabajadores. La mejor forma de defender al trabajador es creando empleo, y si deciden no crearlo, por lo menos valoren el trabajo de otros que deciden sí hacerlo y tirar del carro de la economía.

En fin, como todo esto caerá en saco roto, a seguir tragando, y pagando, claro.



jueves, 10 de diciembre de 2009

En apoyo a Hermann Tertsch

Cuando aquí ocurren hechos típicos de una feroz dictadura, impensables en un país teóricamente democrático, salen a la luz las miserias que nos hacen ser cada vez más conscientes del sistema que nos gobierna. Si el poder se encarga de desprestigiar a una persona para después intentar quitarle del medio por el mero hecho de pensar como no está establecido no podemos decir que vivimos en lo que hoy llamaríamos una sociedad democrática y moderna.

Para la izquierda, aquellos que logran escapar del pensamiento único y tienen la capacidad de influir en los demás molestan, y mucho. Sobre todo molestas si eres un periodista de prestigio capaz de echar abajo todo un tinglado de ideología progre. Tanto molestan que no sólo vale con expulsarlos de un medio, sino que es necesario que desaparezcan por completo. Afortunadamente “los molestos” son huesos duros de roer, gente con principios e ideas muy sólidas, periodistas de raza, valientes, que no se dejan amedrentar y, por supuesto, no se callan. Así lo demostraba el propio Hermann Tertsch, en su columna de ABC el martes pasado, recién agredido, donde no se mordía la lengua a la hora de apuntar en una dirección: la policía política de “Fouché Rubalcaba”, apodo muy acertado con el que se refiere en sus artículos al héroe del 13M. De sobra es conocida la afición de nuestro ministro del Interior de andar siempre metido en los asuntos más apestosos de la política española.

Por cierto, la audiencia de Wyoming, que se desternillaba de risa mientras veía el montaje canalla a la vez que ingería toneladas de basura progre, desconocía que en esos momentos quien verdaderamente disfrutaba de lo lindo era su presidente ZP comprobando cuan fieles y serviles son los trabajadores de su mimado Roures. Se les da muy bien devolver favores al Gobierno en forma de trabajo sucio.


domingo, 6 de diciembre de 2009

Nuestra libertad en peligro

Internet ha revolucionado el mundo de la comunicación. Nunca antes se había tenido la oportunidad de acceder a la información de forma tan fácil, rápida y barata. Pero además de informarse, cualquier persona tiene la oportunidad de exponer sus impresiones, pudiendo ser leídas por cualquiera desde cualquier parte del Mundo. Para quienes no estamos sometidos a nada ni a nadie y, por tanto, somos libres para expresar nuestras ideas, la red es nuestro único altavoz.

Lo que dota a internet de libertad es que escapa al control de los poderosos grupos multimedia, y en consecuencia, al control de los gobiernos. La incapacidad de los políticos para controlar un medio en el que todo es criticable hace ponerles muy nerviosos. Internet es demasiado para el poder político, por ello, tienen que recurrir a excusas como la de proteger la propiedad intelectual para obtener la potestad de censurar páginas web y blogs sin necesidad de una intervención judicial. Puro desprecio por la libertad. Puro afán intervencionista, totalitario, socialista a fin de cuentas.

Combatir la delincuencia es una tarea que corresponde exclusivamente a la justicia. Si en la red se comete algún delito debe ser perseguido, al igual que en cualquier otro ámbito. Ningún gobierno debe tener el poder de regular internet a su antojo, ni siquiera para perseguir la piratería, de otro modo, se les dará la oportunidad de censurar cualquier aspecto que consideren incómodo. Si el PSOE consigue hacerse con el poder que pretende, aunque Zapatero ya se haya encargado de lanzar un balón de oxígeno desautorizando a la ministra González Sinde, no tendrá límites. No se puede bajar la guardia, nuestra libertad está en juego.


jueves, 3 de diciembre de 2009

Un forofo en Estoril

El domingo pasado se inauguraba la Cumbre Iberoamericana. Tocó en Estoril, lugar muy familiar para nuestro jefe del Estado. Esta vez no pudo encontrarse con el gorila venezolano para recordar numeritos pasados. Tampoco acudió Fidel, para disgusto de nuestro presidente. Las ocho de la tarde era la hora prevista para el comienzo del acto y, respetando esos quince minutos de cortesía aún tratándose de gente que viaja cortando el tráfico allí por donde pasa, todas las delegaciones de los países participantes se fueron acomodando. Todas menos la española. A las 8.15 cuando todo estaba dispuesto para dar comienzo a la reunión, los allí presentes se percataron de que el rey de España estaba sólo, sin la compañía del presidente del gobierno. Al parecer la cara de Juan Carlos era un poema, echaba humo. Mientras tanto nuestro ZP se encontraba eufórico viendo el partido Barcelona - Real Madrid y dio orden a su séquito de no mover ni un dedo hasta que el árbitro pitara el final del encuentro. Zapatero no dudó en prescindir de las obligaciones que su cargo exige y tuvo el descaro y la mala educación de acudir a las 8.45, con el partido ya terminado. Lógicamente, a los asistentes no les sentó nada bien aquel desplante y la única cara de satisfacción en aquella mesa debió ser la de ZP. Su equipo ganó, aunque por la mínima y no como a él le hubiera gustado. Desconozco si esa noche acabó celebrando la victoria culé como Laporta. Ganas no le faltarían. Estilo tampoco.

martes, 1 de diciembre de 2009

El optimismo español

Leía esta mañana un artículo muy interesante en Libertad Digital titulado La crisis invisible: el perfil de los crisiescépticos. Según cuenta, y aunque a algunos nos cueste creerlo, existe una parte de la población para la que la crisis económica no existe, es algo de lo que se habla en los medios y poco más. Los psicólogos han llamado a este individuo “adulto inconsciente”. Si Eduardo Punset afirma que “por naturaleza tendemos al optimismo porque es lo que nos permite sobrevivir”, parece ser que, en el caso de los españoles, a esto hay que añadir la burbuja que nos creamos para protegernos ante amenazas exteriores y el afán de no querer enterarnos muy bien de lo que pasa, lo que, en definitiva, nos hace seguir. “¡Bastantes problemas tengo ya!“ suele ser el argumento más utilizado. Supongo que nadie está exento de ellos.

Algunos interrogantes que se plantean son ¿Por qué España sigue estando en la inopia? ó ¿A qué se debe esa frivolidad? A mi juicio todo esto es debido, en primer lugar, al repugnante sistema educativo español fabricante de analfabetos, pero eso sí, con título, y no de analfabetos precisamente, y en segundo lugar, a una telebasura creadora de electroencefalogramas planos. Si a todo esto le sumamos el carácter español propenso al conformismo, nos queda un cóctel explosivo.

Interesantísimos, por otra parte, mis viajes en autobús y en metro, en los que casi a diario escucho alguna conversación ajena que no tiene desperdicio. Esos diálogos de la España de Zapatero siempre acaban por producirme una sonrisa que poco a poco acaba por transformarse en una mueca de frustración y desesperanza. “Pues yo no sé donde está la crisis. Los restaurantes y los campos de fútbol están llenos”. Claro señora. Aún vivimos en un país avanzado y desarrollado. Aún no dormimos entre cartones y comemos caliente. ¿Tenemos casi 5 millones de parados? Ya cobramos el paro. ¿Los bancos están en quiebra? Bastante han “chupao”. ¿Zapatero nos ha metido en este agujero? Si total, todos son iguales. ¿Somos uno de los nuevos países pobres de Europa? ¿Mande?

Sano y peligroso a la vez es ese optimismo a flor de piel, tan arraigado en el carácter español. Nada recomendable para el avance de la sociedad y el desarrollo de la democracia.



domingo, 29 de noviembre de 2009

La moribunda España

Muy amenazado se ha tenido que sentir el separatismo catalán por el centralismo de “Madrit” para que sus dirigentes hayan sufrido un ataque de nervios ante la posible decisión del Tribunal Constitucional de echar por tierra su Estatut, y es que el rumor de una sentencia desfavorable al estatuto ha cobrado fuerza en los últimos días. Esa debe ser la razón por la que el Politburó catalán ha lanzado, a través de su cuarto poder subvencionado, presiones y amenazas dirigidas al Tribunal encargado de velar por el cumplimiento de nuestra Carta Magna del 78, lo cual deja en evidencia lo que nunca se han preocupado por ocultar, su desprecio por nuestro sistema democrático. Para Montilla, los jueces deben cumplir las órdenes del poder político, porque ya sabemos, para los defensores del totalitarismo eso de la separación de poderes suena a chino. En cuanto a su visión de la legalidad ya habló en su día Pablo Iglesias, el fundador del PSOE: “respetaremos la legalidad cuando convenga, y cuando no, no”.

También han dejado claro que en el caso de que la sentencia fuera contraria al engendro nacionalsocialista, no acatarán tal decisión, sino que procederán a pasársela por el arco del triunfo, me imagino que el que tienen en Barcelona en el Paseo de Luís Companys, personaje admirado por el presidente cordobés. Esto tiene su lógica. Si el principal artífice del atropello es el presidente del Gobierno, las garantías para que Cataluña respete la sentencia se reducen a cero. Es la consecuencia de tener un presidente dispuesto a poner en tela de juicio la nación española que representa con tal de mantener el favor de sus aliados separatistas.


Uno de los argumentos más utilizados y propagados por la prensa del movimiento nacionalsocialista catalán es el deber de respetar la decisión de la mayoría de los catalanes que avalaron el estatuto mediante referéndum. En primer lugar, no se puede hablar de mayoría cuando acudieron a las urnas tan sólo un 32% de la población catalana, y en segundo lugar, un estatuto que afecta a la totalidad de los españoles no puede ser sometido a votación únicamente en una parte de España. Incluso han llegado a decir que una sentencia desfavorable para el estatuto dañará la convivencia entre españoles cuando son ellos mismos los que atentan permanentemente contra la convivencia y la solidaridad de los españoles. Como diría Trillo, “manda güevos”.

Para más inri, contamos con una oposición muda, manca, ciega, inútil en definitiva, con un Rajoy que ni siquiera ha tenido valor para criticar este atropello a España. Y hablamos del mismo que presentó un recurso ante el Tribunal Constitucional respaldado por cuatro millones de firmas. Pero eran tiempos en los que el PP era aún oposición y no había traicionado a los diez millones de personas que le dimos nuestro voto. Ahora la realidad es otra, y Rajoy se ha convertido, como bien ha señalado ya Federico Jiménez Losantos, en el cómplice necesario para perpetrar la aniquilación de España. El Rey por su parte, más dado a su ocio y preocupado por la continuidad de la corona en España a cualquier precio, ni siquiera se ha dignado a pronunciarse ante este ataque frontal a la Constitución que un día firmó como Jefe de un Estado que hoy está en descomposición.

Esa bomba de relojería que se ha ido fabricando en Cataluña desde hace al menos treinta años, a base de socialismo y nacionalismo, acabará por estallarnos en la cara. Mientras tanto, vemos con impotencia como una parte de nuestros dirigentes se encarga de aniquilar una nación, mientras que la otra no hace nada por impedirlo.


lunes, 23 de noviembre de 2009

Una verdad (muy) incómoda

Que en todas las profesiones hay sinvergüenzas es por todos bien sabido, y el ámbito científico no iba a ser menos. Muchos de los que un día eligieron una profesión encaminada a la investigación para favorecer a generaciones futuras son capaces de cambiar sus objetivos si se cruzan en el camino oscuros intereses. Hoy veía la luz una información que pone en evidencia a todos esos profesionales del progresismo que llevan demasiado tiempo defendiendo la teoría sobre el cambio climático y cobrando a cambio subvenciones millonarias.

Un hacker ha accedido a los correos electrónicos de unos científicos pertenecientes a uno de los centros de investigación más interesados en demostrar la acción exterminadora que ejerce el hombre sobre la Tierra y que nos está llevando a un calentamiento global. La correspondencia no ha podido ser más reveladora: falsificación de datos, ocultación de pruebas, incluso conspiraciones contra científicos escépticos que no comulgan con la causa calentóloga. Todo vale con tal de mantener a flote todo un tinglado de mentiras que, sin duda, proporcionan grandes beneficios. Ahora sí que Al Gore se va a encontrar con Una Verdad Incómoda.

Hace demasiados años que la idea del calentamiento global comenzó a calar en la sociedad y gobiernos de todo el mundo decidieron destinar grandes sumas de dinero público a la subvención de organismos dedicados a la investigación del tema. Se aceptó una teoría que carecía del consenso de la comunidad científica, muchos eran los que discrepaban acerca de la autenticidad de los estudios. Tal vez no interesaba investigar, se trataba de una mentira muy rentable, tanto para los científicos, que vieron su gallina de los huevos de oro, como para los políticos, que encontraron en la causa un discurso fácil con el que ganar votos a mansalva. Ahora, cuando parece que todo este montaje se viene abajo, ¿asumirá alguien responsabilidades?

Teniendo frescas en la memoria noticias acerca de los montajes fotográficos de Greenpeace, no puedo evitar recordar aquellas declaraciones de miembros de la ONG recién ocurrida la desgracia del Prestige. Afirmaban sin ningún pudor que especies enteras desaparecerían y que tardaríamos décadas en recuperar los hermosos paisajes de la costa gallega. Al año siguiente ya estábamos comiendo percebes sin rastro de chapapote. Pero entonces todo valía por la causa, y como ahora, el fin (la subvención) justifica los medios (los engaños).

Ya han calificado a este fraude como el Watergate climático. Ojalá tenga la repercusión mediática que en su día tuvo aquel escándalo que hizo dimitir al mismísimo Nixon. Por si las moscas, alguno ya estará preparando su discurso. Los legionarios del progresismo ya se sabe cómo se las gastan, siempre actúan con la mejor intención, y su actuación, casualmente, siempre les lleva a llenarse los bolsillos, pero no en el mercado libre, sino a costa del contribuyente. Que los políticos mientan es el pan de cada día, pero que haya científicos amorales capaces de renunciar a cualquier cosa para ponerse a disposición de intereses particulares y causas políticas causa verdadera indignación.


jueves, 19 de noviembre de 2009

Alakranas y calamidades

Después de más de un mes de aventura pirata en aguas del Índico, la cosa ha acabado como nos podíamos imaginar, un país cediendo a las exigencias de unos delincuentes. Y es que en esta clase de negociaciones al Ejecutivo le sobra experiencia. Hemos tenido que ver la inactividad de Chacón, el capricho de Maritere de hacer desfilar a un par de piratas por la Audiencia Nacional, que si la muela dice que es menor, que si ahora mayor, que no, que sí, que si las familias de los pescadores aparecen en los medios haciendo críticas al Gobierno, luego se vuelven mudas en cuanto hablan con ZP, que si nos hacen otra demostración de que Moratinos ni pincha ni corta, en fin, todo un espectáculo dramático.

Afortunadamente, en esta ocasión, la incompetencia del Gobierno no ha costado vidas humanas. Sin embargo, Zapatero no podía dejar pasar la ocasión de hacer quedar a España una vez más como lo que es desde que él es presidente, un cero a la izquierda. Porque, al fin y al cabo, ¿qué significa para el Gobierno la dignidad nacional, la integridad de nuestro Estado de Derecho y la respetabilidad de nuestras instituciones? Esta claro que nada. Si a todo esto añadimos la opacidad informativa con la que ZP ha “gestionado” el secuestro del atunero, el grado de desvergüenza supera cualquier límite. Ni una explicación acerca de los 2,7 millones de euros entregados sin condiciones a una pandilla de piratas somalíes. Eso sí, no debemos hablar del tema, porque, como muy bien a dicho nuestro presidente, “El Gobierno ha hecho lo que tenía que hacer”. Hoy ya comenzábamos a enterarnos del uso que está dando esta gentuza a nuestra limosna: bodas, orgías, drogas, prostitutas, etc. Vamos lo normal. Paga España. Ahora, y como chupinazo final fin de fiesta, nos dicen que hay que alegrarse porque el objetivo era que todos los marineros llegaran a casa en buenas condiciones. De la Vega ya se ha encargado en el Congreso de acusar de estar del lado de los piratas a cualquiera que critique la actuación del Gobierno. Muy bien señora vicepresidenta, si los que no nos creemos ni una palabra de lo que dicen y conocemos su mala fe somos complacientes con los piratas, usted me dirá lo que son ustedes, que siempre se han encargado de financiar a gentuza y negociar con todo tipo de calaña. La indignidad, indecencia y desvergüenza de los miembros del Gobierno no conoce límites.


domingo, 15 de noviembre de 2009

El engaño de la televisión pública

Es tradición en España que TVE se encuentre a la cabeza de los canales de televisión con mayor audiencia, sobre todo en la franja informativa. Parece como si una fuerza sobrenatural se apoderara del hombre español cuando se dispone a encender la televisión, y llevara su dedo, irremediablemente, a posarse sobre el número uno del mando a distancia. Si bien es cierto que parece estar muy extendida la idea de que el medio público está controlado por el partido en el poder, también lo es el alto grado de conformismo que se da a la hora de seleccionar lo que se quiere consumir. Una minoría es la que aún piensa que los medios públicos son plurales y neutrales, ajenos a cualquier ideología, sin embargo, se pasa por alto el intervencionismo estatal, tan incompatible con la auténtica democracia.

Si esta situación se encuadra en una sociedad que aún no es totalmente consciente de que el dinero de sus impuestos es suyo, y que la clase política es la administradora y en ningún caso su dueña, no puede sorprender que se pase por alto este tema. No se pone en tela de juicio que los ciudadanos estemos injustamente obligados a financiar unos medios públicos, no así a verlos o a escucharlos, pero sí a pagarlos. A cambio de nuestra aportación recibimos una información sesgada y manipulada. Los informativos y programas de entretenimiento más influyentes se caracterizan por su pobreza y falsedad. Desde fuera, el consumidor distingue apenas, o nada, la operación siniestra.

Este tema ya lo trató en profundidad Jean-François Revel en su obra El conocimiento inútil, publicada en 1988, pero que seguirá estando de actualidad mientras vivamos en sociedades disfrazadas de demócratas. ¿Cómo podemos actuar hasta tal punto contra nuestro propio interés? Cualquier democracia necesita de la verdad para mantenerse a flote, de lo contrario viviremos, y de hecho vivimos, inmersos en una gran farsa.

Es curioso ver como los medios de comunicación competentes y honrados sean tan escasos tanto en su número como en número de oyentes, lectores o espectadores. Es como si la Verdad encontrara constantemente barreras que le impiden llegar al ciudadano. Vivimos en la era de la comunicación, en un momento donde la información nunca ha sido tan abundante y de tan fácil acceso, sin embargo, se tiene la sensación de que la gran fuerza que domina el mundo es la mentira.


miércoles, 11 de noviembre de 2009

Masturbaciones belloteras

Extremadura ha salido hoy a la palestra. Y no porque haya reducido su altísima tasa de desempleo ni porque su fracaso escolar haya menguado. Optimismo juvenil. El asunto es que la junta socialista bellotera ha tenido la ocurrencia de ilustrar a sus borreguillos acerca de los placeres del sexo en soledad. Se repartirán folletos informativos entre los adolescentes, aunque la mayoría de ellos llegará con retraso, para enseñarles las ya conocidas técnicas masturbadoras, como “darle a la zambomba” o “buscar a Nemo”. Parecer ser que los pequeños extremeños son los únicos que aterrizan en la edad del pavo sin haberse iniciado en las prácticas de la autocomplacencia.

Pero en mi opinión, estos boletines deberían ir destinados a los padres de las pobres criaturas, parados la mayoría, muertos de aburrimiento, y por lo tanto, con exceso de tiempo libre que dedicar al perfeccionamiento de estos menesteres, que podrán añadir como suplemento a su rutina diaria. Al estar empollando el librillo, podrían sacarles de las listas del paro con la excusa de estar haciendo un curso de formación, para después entregarles un diploma que los acredite como expertos en los placeres de la entrepierna, lo que podría abrirles la puerta (o puertas) a un mercado laboral muy selecto.

La cruel realidad es que una de las autonomías más perjudicadas por la crisis no tiene ningún reparo en gastar 14.000 euros de dinero público en asuntos tan banales como éste. Ya sabemos a donde van a parar los impuestos de los pobres extremeños, a Los Placeres de Lola, S.L., la empresa encargada de realizar los catecismos sexuales, titulados “El placer está en tus manos”. Tiene guasa. Nuestro dinero es el que está en sus manos, para que decidan derrocharlo en estupideces que recuerdan a los posavasos de Bibiana para acabar con la prostitución.

Pero vivimos en la España de Zapatero, la España sociata, experta en derroche y en vaciarnos el bolsillo a los contribuyentes, que para eso estamos, para pagar impuestos.


domingo, 8 de noviembre de 2009

Chacón, la pacifista

En su día fueron muchos los que recibieron con enorme agrado el nombramiento de Carmen Chacón como ministra de Defensa. Se trataba de la primera mujer de la democracia española que iba a asumir dicho cargo. Además, la catalana se encontraba en estado de buena esperanza y, como guinda del pastel, era una declarada pacifista. Para un gobierno que vive de la imagen, la decisión fue muy astuta. Había que quedar bien ante el electorado fiel. En cambio, para otra parte de los españoles, calificados en su día por la progresía como “carcas”, la decisión no fue tan bien vista. Y es que Carma podría desempeñar sus funciones bien o mal, pero siempre con independencia de banalidades tales como su sexo. El caso es que el capricho de Zapatero, teniendo en cuenta los conocimientos militares de Chacón, nos está costando muy caro, como todo lo que tiene que ver con su política antiespañola.

La desgracia de tener una calamidad de ministra nos lleva pasando factura desde el comienzo de su mandato. Esa factura es cada día más elevada, y es que el caso del Alakrana podría costar la vida de inocentes. Los tripulantes secuestrados por los piratas somalíes llevan más de un mes de cautiverio y sus familiares se desesperan ante la pasividad de un ejecutivo que les ignora y les miente. Al presidente, que prefiere morir antes que matar, la situación le está superando. Ahora no toca vivir de la imagen, ahora hay que actuar y emplear la fuerza si es necesario, sin miramientos y sin eslóganes políticos.

La incompetencia de Chacón y Zapatero ya es todo un hecho y su intención de anteponer sus ideas a salvar vidas humanas está quedando al descubierto. Prefieren no utilizar la fuerza con tal de que no se venga abajo la campaña de imagen y pasar este mal trago implicándose lo menos posible. No ha faltado la colaboración de Garzón para dar la impresión de que se está haciendo algo y abrir los telediarios estafando a la opinión a la pública.

La determinación que debe tomar el Gobierno es aniquilar a los piratas o llegar a pagar el rescate para después capturarlos y darles el castigo correspondiente, siempre con el fin de que tal acción no vuelva a repetirse. Así lo hizo Francia, dando ejemplo de nación poderosa y temible. Lamentablemente, España está muy lejos de recuperar ese estatus. La cruel realidad es que unos piratas son capaces de poner en jaque a todo un Gobierno que permanece impasible mientras vidas humanas corren grave peligro. Esperemos que la situación se resuelva sin que ello se lleve por delante a inocentes que han tenido la desgracia de tener unos gobernantes detestables.


domingo, 1 de noviembre de 2009

Credo político

Debido al hecho hiriente que supone para alguien liberal tener que escuchar, casi a diario, sandeces provenientes de víctimas de propaganda socialista, he decidido escribir estas líneas. La basura sociata ha calado tan profundamente en el pensamiento popular que ya es habitual oír que ser de derechas es de insolidarios, avariciosos, trogloditas, señoritos, materialistas, y demás tipos de falacias vertidas por la izquierda a lo largo de la historia, y es que como propagandista no hay quien la gane. Por todo esto, me apetece exponer hoy mi particular credo político:

1. Creo que la libertad es un derecho básico de la persona y nadie está autorizado a arrebatárnosla. Rechazo los gobiernos totalitarios que se consideran los únicos legítimos para gobernar y que, convencidos de su superioridad moral, trituran sin piedad nuestras mentes y libertades.

2. Creo que el individuo está por encima del Estado, y por ello, el último debe servir al primero, nunca a la inversa. El Estado tiene que tener su poder justo y necesario, velando en todo momento por la seguridad y el bienestar de sus ciudadanos. La clase dirigente no es quién para decirme cómo debo actuar, pensar o hablar.

3. Creo en la separación de poderes. No hay mayor cáncer para una sociedad democrática que sea gobernada por un poder ejecutivo que tenga sometidos a los otros dos poderes, el legislativo y el judicial.

4. Creo en la propiedad privada. Cada persona debe disponer del fruto de su trabajo porque le pertenece. Yo sé mejor que nadie cómo emplear mi dinero y no un burócrata que me atiborra a impuestos quitándome lo que es mío (porque sí señores, el dinero de nuestros impuestos es nuestro) para después emplearlo según sus intereses.

5. Creo en la empresa privada como impulsora de riqueza y prosperidad, así como en la figura del empresario como el único capaz de crear empleo, activando así la economía y permitiendo a las clases sociales más desfavorecidas disfrutar de un buen nivel de vida.

6. Creo que es un tremendo error crear seres dependientes del Estado para que un partido político se perpetúe en el poder. Estos seres van desde los subsidiados, hasta los grupos de presión que ejercen como tales a cambio de subvenciones que pagamos todos con nuestros impuestos, véase sindicatos, determinados medios de comunicación o gente de la farándula.

7. Creo en la idea de justicia. No hay mayor justicia que dar a cada uno lo suyo, y no robarle uno para dárselo al otro. En España tenemos el ejemplo lamentable del asalto a RUMASA bajo el grito “¡to pa el pueblo!”, donde se robó al puro estilo estalinista a un notable empresario el trabajo de toda su vida.

8. Creo en el esfuerzo, en el sacrificio y en la inteligencia, no en el sistema igualitarista que tanto daño está haciendo a la sociedad y a la educación española.

9. Creo en el derecho a la vida. Se debe proteger la vida humana siempre, y aún más cuando se trata de un ser indefenso que ni siquiera ha llegado a nacer.

10. Y, por supuesto, NO creo en una máquina de triturar llamada socialismo, enemiga de las ideas anteriormente citadas, que ha tenido gobiernos intervencionistas hasta el tuétano, llevándose por delante la vida de más de 100 millones de personas y dejando la ruina por dónde ha pasado, así como ejemplos de lo que nunca se debe hacer: la RDA, la Unión Soviética de Stalin, la Cuba de Fidel, la China de Mao o el nacional socialismo de Hitler.


jueves, 22 de octubre de 2009

¡Gracias, blanco!

Lucha, entrega, sacrificio, perseverancia, tenacidad, elegancia, genio, leyenda, inteligencia, esfuerzo, coraje, victoria, sabiduría, liderazgo, siete, capitán, Raúl, Real Madrid.

Fuiste precoz. Con sólo 17 años debutaste en primera con el equipo que te iba a dar todo y al que acabarías por dar tanto. No imaginabas entonces, que ibas a convertirte en un símbolo del madridismo.

Puedes decir bien alto, y sin miedo a equivocarte, que nadie te ha regalado nada. Siempre has dado lo mejor de ti en cada minuto jugado con la camiseta blanca y tu 7 en la espalda. Y aunque sabes que en ocasiones las cosas no salen como nos gustaría, te vas del campo con la satisfacción de haber puesto todo de tu parte.

Te has ganado el respeto y el cariño de la afición blanca, a tu estilo, con hechos y entrega. Nunca has pretendido dar una imagen de lo que no eres, has pasado de caretas de cartón piedra, sin necesidad de exhibiciones y con tu particular discreción. Porque sólo se puede llegar a querer sin condiciones a alguien que se muestra tal cual es.

Las piernas ya no responden como antaño, en cambio, el genio persiste, es innato, y la sabiduría con el paso del tiempo se incrementa. Eso juega a tu favor, aunque a muchos les pese. Saber estar en el sitio adecuado en el momento oportuno es propio de un pícaro, ya sabes, lo que coloquialmente se conoce como un “perro viejo”.

Hoy, con los 32 cumplidos, son muchos a los que les encantaría darte una jubilación anticipada, incluido alguno que se considera madridista. Yo creo que aún te quedan muchas lecciones que dar y tardes que regalar. Cuando te hayas marchado, muchos te valorarán como es debido, pero ya tarde, claro. Nunca entenderé esa obsesión por querer enterrar vivo a uno de los mejores jugadores de la historia blanca.

Las instituciones deportivas del mundo del fútbol no te han sabido valorar. Y aún tienes una espinita clavada porque quizá no vuelvas a vestir la camiseta de la selección. El tiempo acaba poniendo a cada uno en su sitio. Ya sabes, como decía Fernando Fernán Gómez, con esa personalidad tan característica: “los premios no me importan nada, porque total, al año que viene se lo darán a otro”. Pues eso.

Los grandes jugadores acaban jugando en grandes equipos, las estrellas dejan su huella, pero sólo las leyendas hacen historia. Porque sólo un señor puede ser la imagen de un club señor, porque sólo Raúl González Blanco representa, a día de hoy, los valores que hacen grande al Real Madrid.


miércoles, 14 de octubre de 2009

Obama y la rentabilidad de un discurso

Carlos Alberto Montaner decía hace unos días, en un artículo publicado en Libertad Digital, que cualquier persona sensata sabe que se premian los hechos, no las intenciones. Pues bien, esta gran verdad parece no haber calado en el Parlamento noruego, el mismo que se encarga de conceder unos premios politizados y, en consecuencia, desprestigiados, llamados Premios Nobel de la Paz. Y es que este año han decidido otorgarle dicho galardón al gran Barack Obama, ese visionario, hipnotizador de masas, que no ha hecho más que leer un discurso que provoca la caída de baba de progres de medio mundo. Habría que preguntar a Bobama, como ya algunos le llaman, acerca de lo que se siente al recibir el mismo premio que poseen ya personajes tan distinguidos como Yaser Arafat, Rigoberta Menchú, el ex presidente Carter ó el estafador Al Gore.

Sin haber cumplido su primer año como inquilino de la Casa Blanca y sufriendo ya un notable deterioro de su imagen pública, el bueno de Barack no da pie con bola. Guantánamo continúa abierta, siguen llegando tropas a Afganistán y su proyecto para reformar la sanidad murió antes de nacer. Para un político que vive de la imagen, y habiendo fracasado en multitud de ocasiones en tan poco tiempo, el Nobel funcionará a modo de balón de oxígeno, aunque puede volverse en su contra y convertirse en un lastre.

Los medios de izquierdas sólo se han atrevido a calificar la entrega del galardón como precipitada, dejando entrever que aún es pronto, pero los hechos llegarán seguro. En el caso de Obama, me permito desconfiar de sus futuros hechos. Hasta ahora, los discursos han abundado, sin embargo, la defensa de principios como la libertad y la democracia han brillado por su ausencia, y se trata precisamente de los valores que han hecho grande al país que representa.

Un personaje que rechaza recibir al Dalai Lama en la Casa Blanca para no molestar al Gobierno chino no merece el Nobel de la Paz. Un mandatario que es complaciente con el régimen cubano, chino o iraní no merece el Nobel de la Paz. Un tipo que no ha condenado la actuación del golpista Zelaya no merece el Nobel de la Paz. Él ve un mundo donde no haya enfrentamientos, aunque ello signifique privar de libertad a millones de personas y sucumbir ante la tiranía. Los defensores de esa basura a la que llaman “alianza de civilizaciones” deberían saber que ningún gobierno totalitario, incluidos los fundamentalismos islámicos, está dispuesto a respetar a países que no comulgan con sus dogmas, y mucho menos a “aliarse” con ellos para “construir un mundo mejor”.

Los americanos saben mejor que nadie lo que es sufrir el ataque y los odios de los enemigos de las libertades. Si no defienden los valores sobre los que se ha construido su nación, corremos el riesgo de ser testigos del desmoronamiento de los pilares sobre los que sustenta una sociedad y una cultura que tantos siglos de esfuerzo ha costado conseguir. Si no se lucha contra los totalitarismos, se está expuesto a lo peor. Y lo peor lo representan los países a los que parece que no quiere molestar el nuevo Nobel de la Paz.


jueves, 8 de octubre de 2009

El chivatazo a ETA

Mayo del año 2006. Zapatero se encuentra en plena negociación con ETA. El dueño del bar irunés “Faisán”, etarra y encargado de la recaudación conseguida a través de la extorsión a empresarios vascos, recibe una llamada en la que se le informa acerca de la existencia de un operativo policial que culminaría con su detención en el momento en que llegase a Francia para hacer entrega del dinero. El chivatazo provoca que la operación quede frustrada. El juez Grande Marlaska está al mando del juzgado nº 5 de la Audiencia Nacional, sustituyendo a Baltasar Garzón, que se encuentra disfrutando de uno de sus conocidos permisos. Marlaska inicia una investigación. Tres personas quedan imputadas por delito de colaboración con banda armada. Entre ellas se encuentra el director general de la Policía, Víctor García Hidalgo.

Pocos meses después, Garzón regresa de su viaje y recupera el juzgado, adueñándose así de la investigación. Desde entonces, el caso del chivatazo a ETA ha estado en un cajón de su despacho acumulando polvo.

Ahora, tres años después, el fiscal de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza, solicita el archivo del caso. Rubalcaba afirma que a pesar de los esfuerzos no se ha conseguido dar con los responsables. En realidad, los esfuerzos han sido nulos. Ni a la Fiscalía, ni a Garzón, ni, por supuesto, al Gobierno, le interesa resolver este asunto bochornoso protagonizado por las fuerzas de seguridad del Estado. El PP, como siempre en Babia, no ha pedido la dimisión de Rubalcaba, así como tampoco ha insistido en el esclarecimiento de los hechos.

Para Garzón el caso del bar Faisán es un arma que puede utilizar en contra del Gobierno en caso de sentirse “desatendido” por él, y últimamente las cosas no le van muy bien. El juez estrella ya demostró en su día lo vengativo que puede llegar a ser, abriendo la caja de Pandora e instruyendo el caso GAL después de que Felipe González le dejara en la cuneta. Por todo ello, no es de extrañar que el fiscal general del Estado, el servil Cándido Conde Pumpido, quiera archivar el caso y enterrarlo definitivamente. Dentro de lo que cabe, lo están llevando de forma bastante discreta, pues la prensa y el PP andan muy ocupados con el culebrón Gürtel.


jueves, 1 de octubre de 2009

La doble moral de Almodóvar

El legionario de la causa zapateril ha tomado la valiente decisión de salir de la madriguera, la misma en la que llevaba oculto desde el año 2004, cuando ZP ganó las elecciones, gracias en parte al bombardeo mediático con que su lobby intoxicó a la sociedad. El motivo no ha sido manifestarse en protesta por los 5 millones de puestos de trabajo destruidos por el Gobierno, ni por la subida brutal de los impuestos, y ni mucho menos para pronunciarse en contra de la guerra de Afganistán. La razón ha sido muy diferente, pues ha decidido mostrar su solidaridad hacia el director de cine Roman Polanski, que ahora tiene que rendir cuentas ante la justicia por haber drogado primero y violado después a una adolescente de 13 años en 1977. Y es que, para el artista de la ceja, la vara de medir varía notablemente en cuanto a longitud se refiere cuando se trata de que el peso de la ley recaiga sobre los ciudadanos.

Para algunos miembros de la cuadrilla de chupópteros de la teta del Estado no es justo que un hombre de talento notable, director de películas tan conocidas y laureadas como El Pianista, sea igual que todo ciudadano cuando se le juzga por haber cometido un grave delito. Ellos son una casta superior al resto de los mortales. Sus “dotes divinas” les hacen merecedores de un trato distinto al resto. Y eso que defienden el socialismo como la ideología justa que apuesta por la igualdad entre las personas. ¿Es justo que la justicia haga distinciones? Y sobre todo, ¿Es justo que un grupo de gente viva gracias a los impuestos que pagamos todos con nuestro trabajo?

Si el talento nos permitiera estar exentos de rendir cuentas ante la justicia, tendría que ponerse en tela de juicio el talento de todo hijo de vecino. O es que acaso ¿sólo existe talento en el séptimo arte? Y si no es así, ¿por qué debe acudir a la cárcel, por ejemplo, un empresario que ha tenido talento, creatividad y valentía para fundar una empresa, pero que ha cometido un grave delito? Porque en tal caso, existe talento y , sobre todo, solidaridad al crear empleo, sin embargo, eso no le exime de pagar las consecuencias de sus actos delictivos, como deber ser.


lunes, 28 de septiembre de 2009

Vacaciones a cuenta de los contribuyentes

Ya lo anticipaba Zapatero hace unos días cuando, con motivo del anuncio de la subida de impuestos más brutal de la democracia española, se dirigía a los ciudadanos diciendo que debíamos hacer un esfuerzo para contribuir al abastecimiento de las arcas del Estado. El mensaje era el de siempre, nosotros nos esforzamos en pagar y él se esfuerza en gastar. Y es que tan grande ha sido su esfuerzo que ha acabado invitando a toda la familia a unas vacaciones, eso sí, a cuenta de los contribuyentes.

ZP decidió aprovechar su viaje oficial a Estados Unidos, país odiado en el pasado y amado en el presente, para realizar unas vacaciones gratis total con Sonsoles y sus dos hijas. Durante su estancia en tierras americanas, ZPapi ha acudido a varias reuniones, de esas en las que se gasta mucho y se resuelve poco, ilustrándonos con una de sus grandes perlas que tanto le caracterizan y que dejan al descubierto su alto grado de ignorancia y su ausencia total de sentido del ridículo. Gracias al presidente nos hemos enterado de que “uno de los motivos de la recesión es el cambio climático”. Caso curioso.

Pero lo más mediático del viaje ha sido la fotografía de familia que el clan ZP se ha tomado con Michelle y Barack Obama, gracias a la cual, por una parte, hemos tenido la oportunidad de ver a las dos niñitas a las que costeamos los viajes de placer, y por otra, hemos podido comprender a Zapatero en su obsesión por mantenerlas ocultas, y es que ZP ha intentado a toda costa privar a la ciudadanía de dicho documento gráfico. ¿Se puede mantener la privacidad en un acto público al que se acude gracias a los fondos públicos?

Para colmo, el presidente ha acusado a los periodistas de “romper un pacto tácito” para proteger la intimidad de sus niñas, cuando en realidad, el tal pacto lo ha roto él mismo, exponiendo a sus hijas ante decenas de cámaras. No se trata de una fotografía tomada por un paparazzi, sino todo lo contrario, la foto se realizó durante una recepción oficial del presidente de Estados Unidos en el Metropolitan Museum of Art. O sea que, Zapatero lleva a sus hijas a un acto oficial pagado con dinero de todos los contribuyentes, las expone ante las cámaras y luego intenta censurar la foto. De escándalo.

Si los españoles ya tenemos que costear las andanzas de ZP por el mundo, ahora resulta que también se apuntan a las excursiones oficiales la familia al completo, lo que supone que el gasto se multiplica por cuatro. Más seguridad, más hoteles, más caprichos varios, más derroche. Otra demostración de indecencia y frivolidad por parte de nuestro presidente.


jueves, 17 de septiembre de 2009

11-M

Las últimas informaciones que han dado el diario El Mundo y Libertad Digital acerca del 11-M demuestran el grado de censura que nos está tocando vivir. Es realmente vergonzoso que una sociedad que se hace pasar por democrática consienta acciones propias de un régimen totalitario que cuenta con el beneplácito y la complicidad de los medios de comunicación.

Causa verdadero espanto que únicamente dos medios (tras el abandono de la COPE) continúen en su esfuerzo por hacer justicia a las víctimas y por querer saber lo que pasó aquel 11 de marzo de 2004. Están solos, siempre lo han estado, en su empeño por querer saber una verdad que, de momento, se nos niega.

Es lamentable que las cadenas de televisión, y en especial TVE, esa que pagamos todos y que nos intentan vender como la más plural de la historia de la democracia española (gran ironía), no tengan la decencia de abrir sus informativos con la noticia clave de que el jefe de los TEDAX en la fecha de la masacre ocultó, lavó y destruyó las pruebas del mayor atentado terrorista de la historia de Europa. Ni siquiera hacen mención a ello. Nada. Ni una palabra. Como si nada de esto existiera. Como si los lectores de El Mundo y Libertad Digital viviéramos en otro planeta diferente del resto de mortales.

Analizada la situación, me asaltan preguntas que me inquietan y respuestas que me estremecen. ¿Con qué propósito Sánchez Manzano cometió todos esos delitos? ¿Quién se lo ordenó? ¿Por qué todo este tabú instaurado en los medios? ¿Por qué la casta política no quiere ni oír hablar del tema? ¿Qué miedo hay a que se sepa la verdad? ¿Por qué aún no se ha hecho justicia a los 193 asesinados para cambiar un gobierno, que al final ha resultado ser un auténtico cambio de régimen?

Da asco vivir en una sociedad en la pululan seres sin escrúpulos puestos al servicio de los poderosos, los cuales les recompensan dándoles cobijo, y periodistas que se dedican a hacer el trabajo sucio de ambos tipos de calaña, resultando ser ellos el tercero. Bandas de sinvergüenzas que tratan a la ciudadanía como si fuera un rebaño de ovejas. Aunque tontos no son, y saben que existen churras y merinas.


jueves, 10 de septiembre de 2009

Liberalismo vs socialismo

Una de las diferencias fundamentales en materia económica entre un Gobierno liberal y otro socialista consiste, básicamente, en que mientras el primero prefiere que el dinero de los ciudadanos se quede en SU bolsillo, dejándoles total LIBERTAD para emplearlo, el último se empeña en todo lo contrario, es decir, en meter la mano en las carteras y administrar el dinero recaudado como el todopoderoso Estado decida. Este planteamiento explica la política económica que está llevando a cabo Zapatero, basada en la praxis del socialismo más radical, aumentando sin compasión los impuestos y el gasto público.

La política liberal funciona, y muy bien. Ya lo demostró Aznar, cuando en el año 1996, encontrándose con una España arruinada recién salida del felipismo, decidió bajar los impuestos, congeló el sueldo a los funcionarios y redujo el gasto público, consiguiendo así crear cinco millones de puestos de trabajo y situando a España como uno de los países más prósperos de la UE. Dos de cada tres puestos de trabajo que se creaban en la Unión lo hacían en nuestro país. Esperanza Aguirre, por su parte, también ha dejado constancia de la eficacia del liberalismo. La Comunidad de Madrid ha sido la única Autonomía que ha bajado los impuestos, posicionándose como la menos perjudicada por la crisis.

Los sensatos principios liberales, que defienden políticos como José María Aznar, Rodrigo Rato, Manuel Pizarro o Esperanza Aguirre, son los únicos que pueden salvarlos del abismo hacia el que nos lleva sin remedio el Gobierno socialista. Principios que Milton Friedman recogió de forma magistral en su obra Libertad de Elegir, el libro de cabecera para cualquiera que se considere partidario del liberalismo económico. Escrito en un lenguaje muy sencillo, Friedman defiende argumentos como que “la libertad garantiza la posibilidad de que los desfavorecidos de hoy sean los privilegiados de mañana”, o ideas como la de “mantener el lugar del Estado, convirtiéndolo en nuestro servidor y no en nuestro amo”.

En una situación de penuria económica es lógico que el miedo cunda entre las personas, que conscientes de la situación, deciden ahorrar y mantener su dinero a buen recaudo. Si en esta situación el Estado permite a los ciudadanos tener posesión de sus ingresos, liberándoles de la carga fiscal, se generará confianza, movimientos de capital y, en consecuencia, prosperidad económica.

La política subprime del PSOE, como ayer calificó finamente Rosa Díez, no puede pasar por aumentar los impuestos y no reducir el gasto público. Zapatero ha gastado en un año 25.000 millones de euros. Aún está fresca la memoria para recordar los 8.000 millones tirados a la basura con el famoso e inútil Plan E, o los 11.000 millones que nos costó la broma de la nueva financiación autonómica, así como las disparatadas ayudas a la banca a cambio de nada. Y por supuesto, España continúa a la deriva en cuanto a la creación puestos de trabajo. Keynes, el gurú de Zapatero en materia económica, decía que con tal de crear empleo se podrían hacer zanjas para después taparlas. Con estas ideas no es de extrañar que seamos uno de los principales países que peor está afrontando la brutal crisis.

Si el objetivo de nuestro Gobierno es arruinar a sus ciudadanos y convertirlos en seres dependientes del cada vez más poderoso Estado, sin duda, lo está consiguiendo. El plan es verdaderamente malvado, pero ya es bien sabido que para las ideologías socialistas todo vale con tal de perpetuarse en el poder.


martes, 8 de septiembre de 2009

No se puede ser más rancio


Como es tradición desde hace ya diez años, ZP ha iniciado el curso político dando muestras del más puro radicalismo izquierdista, puño en alto y cantando La Internacional. Parece ser que nuestro presidente es todo un nostálgico de épocas pasadas, por ello, cada año decide comprometerse con la causa minera asturleonesa, aunque, la verdad, llega un poco tarde. Rodiezmo tiene un ayuntamiento popular y sólo queda un minero en activo. Pero la tradición es la tradición, que es sagrada para los que se hacen llamar progresistas.

El espectáculo que dieron los asistentes fue de infarto. Alfonso Guerra, creyendo que los españoles sufrimos amnesia, calificó de chorizos a algunos miembros del PP. Cándido Méndez, como siempre, descargó su ira contra los empresarios, diciendo que éstos consideraban el “trabajo como una basura”. Y digo yo, ¿Cómo lo considerará él que no tiene ni puñetera de lo que es eso porque se ha pasado la vida viviendo del dinero de los contribuyentes? Pero el colmo del ridículo fue lo de Leire y Bibiana. Estaban tremendas, con su pañuelito rojo al cuello y su puño en alto, felices en su ignorancia, sin ningún sentido del ridículo, cómo si supieran lo que significa el socialismo obrero. Orgullosas de defender unas ideas con tantos millones de muertos a sus espaldas y con unas raíces violentas. Pero ahí están, la futura senadora y la actual ministra.

Es sorprendente, pero la táctica de utilizar el resentimiento social para desviar el odio hacia un enemigo común, el empresario, continúa funcionándoles a los socialistas. Siguen inmersos en su esquizofrenia y anclados en el pasado, o ¿es que hay algo más carca que hablar de lucha de clases en el año 2009? Desprenden un tufo a rancio que apestan. Pero, hasta ahora, les ha ido muy bien. Aún hay gente que piensa que estos ideales trasnochados nos llevarán a alguna parte. Estoy de acuerdo, a la absoluta ruina.


lunes, 7 de septiembre de 2009

Un oasis en mitad del desierto: esRadio

Los que defendemos la información independiente y crítica estamos de enhorabuena. Hoy, a las 7 de la mañana, se inauguraba una nueva emisora: esRadio. Nace así un proyecto cargado de ilusión y, sobre todo, de independencia, muy lejos del yugo político que sufren actualmente los medios de comunicación.

Hace ya unos meses, cuando la COPE decidió doblegarse ante las presiones políticas y puso fin a la andadura de César Vidal y Federico Jiménez Losantos en la emisora, todos quedamos conmocionados. Desde el punto de vista empresarial no cabía duda que se trataba de una locura, por lo que las razones eran bastante obvias. Con la presión del PSOE, la complicidad del PP y la servidumbre de la dirección general, se hizo posible la salida de estos dos monstruos de la comunicación. Pocos días después, Federico nos dijo a los oyentes que tendría que meditar en cuanto a su futuro, pero estaba seguro que continuaría haciendo radio. Este mensaje, viniendo de quien venía, me tranquilizó, no había razón para dudar. Por supuesto, no me equivoqué. Federico ha vuelto, y de la mejor manera.

Los mismos que quisieron poner la mordaza de la censura a periodistas de la envergadura de Federico y César, les han otorgado, sin ellos quererlo, el altavoz para ser escuchados. Ironías de la vida. Han puesto la guinda que faltaba para completar el pastel de un grupo de información que ya contaba con su revista (La Ilustración Liberal), su periódico (Libertad Digital) y su televisión (Libertad Digital TV). Los antiguos pesos pesados de la COPE se han unido a Luis Herrero para continuar con la línea editorial del grupo, que no es otra, como su nombre indica, que la de la libertad.

Esta iniciativa es el micrófono que necesita la información liberal en España para ser difundida, una información veraz, crítica, que defiende sin complejos la unidad del país y se solidariza con las víctimas del terrorismo, siempre manteniéndose lejos de las servidumbres a las que otros están acostumbrados. Es una vacuna muy efectiva contra la información progre y sesgada que nos bombardea diariamente, intentado hacernos pasar por el aro del pensamiento único. Es un oasis en mitad del desierto, y no es ninguna ilusión, sino toda una realidad.

Federico, César, Luis, seguid así, fieles a los principios que habéis defendido siempre. Gracias por seguir apostando por la libertad y representar los valores con los que nos identificamos una gran parte de los españoles. Felicidades a todos los que han hecho posible este nuevo proyecto de esRadio.

PD.- COPE, encantada de haberte conocido y gracias por los servicios prestados.


jueves, 3 de septiembre de 2009

Bolsas de plástico

Los consumidores españoles han aceptado con agrado la decisión de algunos supermercados de eliminar las bolsas de plástico. Parece que algunas de estas empresas han sufrido un impulso repentino que les ha llevado a tomarse muy en serio eso de proteger el planeta, aunque más bien parece que lo que están protegiendo es su economía, ya que el precio de los productos no se ha visto reducido. Pero claro, según nos cuentan, todo es por la conciencia ecológica, para cumplir los requisitos de un tal Plan Nacional Integrado de Residuos.

Algunas marcas, como Carrefour, se han tomado incluso la molestia de contratar a jovencitas para que, amablemente, informen a los compradores de lo perjudicial que resulta para el planeta, y en consecuencia para nosotros, consumir plástico innecesario, ya que cada bolsita tarda en descomponerse 400 años. Como si me dicen 500, porque que yo sepa hace 400 años no había bolsas de plástico y nadie ha podido comprobar si alguna ya se ha autodestruido. De lo que no informa la chica, y seguramente ni lo sepa, es que la empresa que le paga se ahorra más de 5 millones de euros gracias a la medida. Y qué casualidad, que con la cantidad de años que llevan viviendo algunos progres de esto del ecologismo, sea ahora, en plena crisis, cuando se decidan a tomar medidas.

Si es cierto que la decisión tiene únicamente fines ecológicos, podrían dar bolsas que no dañaran el medio ambiente, como bolsas de papel, ¿qué tal las de tipo americano? Cuando lleguemos a casa, después de dejar la compra, las llevamos al contenedor azul, se reciclan y asunto resuelto. O bien, podrían elegir la opción de reducir el precio de los productos como compensación.

El caso es que los consumidores tenemos un servicio menos, los precios no han bajado y encima nos quieren vender la moto de que todo es por nuestro bien. El espíritu paternalista que no falte.

Me parece bien contribuir a mantener limpia la casa, pero lo que no aguanto es el engaño. Que llamen a las cosas por su nombre y les estaremos eternamente agradecidos.


domingo, 30 de agosto de 2009

Publicidad engañosa

Hace unas semanas el PSOE me volvió a sorprender con una nueva ocurrencia. Se trataba de su Programa Temporal de Protección por Desempleo. Sólo el nombre ya me dio miedo. Me pongo a investigar sobre el tema y leo que trata de lo siguiente:

“Un subsidio de 420 € al mes a los parados que hayan agotado su prestación y que será prorrogable por periodos de seis meses mientras la tasa de paro supere el 17%. Su coste será de 642 millones de euros y beneficiará a 340.000 desempleados.”

La idea me sonó muy familiar. El PER, que tan buenos resultados ha dado a los socialistas en Andalucía, había traspasado las fronteras del cortijo y se había extendido por toda España. El Gobierno volvía a la carga con su campaña propagandística, eso sí, no exenta de engaño.

Resulta que uno de los requisitos para acceder a este nuevo subsidio es estar cursando algún programa formativo. Bien, si el Ministerio de Trabajo no contabiliza como parados a los demandantes de empleo inscritos en cursillos, la medida significa que Corbacho conseguirá reducir notablemente sus listas oficiales de paro. Más dosis de engaño y tomadura de pelo.

Al poco tiempo de saltar la noticia, la Vice da una rueda de prensa de esas que tanto le gustan y nos dice que se trata de una medida temporal, ya que el subsidio estará vigente hasta que la tasa de paro descienda del 17%. Pues bien señora, si la tasa de desempleo en España supera el 18%, y para más inri, todos los organismos nacionales e internacionales prevén un paro superior al 20% en 2010, ¿cuándo prevé usted que finalizará la medida “temporal”?

Por otra parte, el Ministerio de Trabajo estima 340.000 desempleados que cobrarían los 420 € durante seis meses. No hace falta ser un lumbrera para hacer cuentas y comprobar que el coste es de algo más de 850 millones. Si el Gobierno dice que el coste será de 650, ¿me puede explicar alguien dónde ha metido esta gente los 200 millones que faltan? Además, como el paro tardará en bajar del 17% y dará lugar a muchas prorrogas, éstos cálculos podrían elevarse a la enésima potencia. Esto sin contar con que el Gobierno tuvo que pedir un crédito en el mes de junio de 17.000 millones de euros para pagar el paro. Por lo tanto, el coste del nuevo subsidio se cubrirá, como ya es costumbre, con más deuda pública, con más impuestos.

En los medios de comunicación afines al PSOE han difundido la noticia como si nos hubiera tocado la lotería. Después se ha visto que para beneficiarse de los 420 € se exige una serie de requisitos de los que poca gente dispone.

Lo que debe hacer Zapatero es cambiar su modelo de política económica en lugar de repartir un dinero que es pan para hoy y hambre para mañana. Pero esto, por supuesto, no lo quiere ni oír un dirigente con una forma de gobernar asquerosamente sectaria.

ZP pretende crearse una imagen de tipo generoso, paternalista, que no va a abandonar a los parados en momentos difíciles. Claro que hay que tener en cuenta que el dinero que reparte no es el suyo, sino que procede de los impuestos de todos los españoles. Además, resulta que el mismo que hundió a España en el fango con tal de continuar con su doctrina socialista ahora va de salvador del pueblo. En definitiva, el paro sube, los impuestos suben y aquí seguimos en la misma ciénaga, y para colmo, pagando la campaña propagandística del PSOE.


lunes, 17 de agosto de 2009

En septiembre... más

El mes de agosto es el mes preferido por la mayoría de la gente para disfrutar de sus vacaciones veraniegas, y por supuesto, la clase política no iba ser menos. Su mes de descanso es bien merecido, teniendo en cuenta el año que nos han dado a los españoles, los pobres deben estar agotados. Por tanto, queda tomarse este mes de agosto como un respiro, pero no hay que confiarse porque volverán. En septiembre el Ejecutivo zapateril continuará haciendo de las suyas con su Gobierno ideológico cargado de sectarismo progresista.

Nuestro presidente ha tenido un curso político bastante completito. El tiempo que pase en Lanzarote disfrutando de la residencia de Patrimonio Nacional La Mareta y los días que dedicará a pescar truchas leonesas le servirán para recobrar fuerzas.

La vicepresidenta Fernández de la Vega se ha dedicado, este último curso, a ampliar su poder sobre los medios de comunicación. Su gesta más importante ha sido su querella contra los periodistas que informaron sobre su voto irregular en Beneixida (Valencia). Durante su tradicional gira veraniega por Latino América meditará acerca de su deteriorada imagen.

Elena Salgado se irá de vacaciones con la satisfacción del deber cumplido. Recordemos que Zapatero le entregó la cartera de Economía para convertirla en su más fiel colaboradora en la fechoría del nuevo modelo de financiación autonómica. De cara a la opinión pública no pudo empezar con peor pie.

A Chaves se le ha terminado impedir comisiones de investigación en el parlamento regional para tapar sus escándalos. Eso sí, en los telediarios de las cadenas del gobierno hemos tenido los trajes de Camps hasta en la sopa, del caso MATSA ni pío. En las costas de Cádiz y Huelva recordará aquellos maravillosos años en su cortijo andalú.

Por su parte, Rubalcaba, ha demostrado que es un nostálgico de épocas pasadas. La propia Policía le acusa de abuso de poder y de ponerla a su servicio. Tiene la sombra de la sospecha sobre las filtraciones del caso Gürtel, Marta del Castillo continúa desparecida y aún no ha aclarado quién se llevó más de 100 kilos de cocaína de los calabozos de la Policía de Sevilla.

El ministro de Asuntos Exteriores también ha tenido un curso para olvidar. Chacón y Zapatero dejaron claro quién mandaba en exteriores cuando anunciaron la retirada unilateral de Kosovo, dejando a Moratinos a verlas venir. Pero la guinda del pastel ha sido su visita histórica a Gibraltar ninguneando 300 años de historia.

Desde que el furtivo Bermejo dio el relevo de Justicia a Caamaño, éste ha logrado pasar bastante desapercibido, aunque le auguro un próximo curso cargado de polémica. Tiene por delante la tarea para la que precisamente fue nombrado ministro: defender el Estatuto de Cataluña, que sigue pendiente de la resolución del Tribunal Constitucional.

Carmen Chacón se ha cubierto de gloria. Su primera hazaña fue la retirada de las tropas españolas de Kosovo, un impulso que, sin duda, traerá problemas diplomáticos. Después llegó el contagio de gripe A de los militares de Hoyo de Manzanares, el escándalo de Alberto Saiz en el CNI y la sanción a unos militares españoles por colgar una bandera de España en territorio español. Sin duda, ha sido una de las ministras más polémicas.

José Blanco, abandonó Ferraz y aterrizó en el Paseo de la Castellana para instalarse en el Ministerio de Fomento. Tiene a su favor que su predecesora, la inolvidable Maleni, dejó el listón por los suelos, aunque todo es superable. Espero que los días que pase en su ático de Villa PSOE no le hagan pensar en formas de irse por el mal camino.

Con Corbacho está todo dicho ya camino de los 5 millones de parados. Su labor al frente de Trabajo la puede desarrollar con la misma eficacia un chimpancé. En agosto, continuará en su letargo de inactividad en la Costa Dorada.

El abanderado de Educación para la Ciudadanía, Ángel Gabilondo, sorprendió a muchos con su nombramiento como Ministro de Educación, pero lo cierto es que méritos no le faltaron: participó en la Plataforma de apoyo a ZP y fue el impulsor del doctorado horroris causa a Santiago Carrillo por la UAM.

A Miguel Sebastián me gustaría preguntarle lo siguiente: ¿para qué sirve una bombilla de bajo consumo si el precio de la luz no para de subir? El caprichito de Zapatero de cerrar Garoña lo ha llevado muy mal, ha tenido que defender algo en lo que no creía. Al menos podrá pasarse por el futuro parador y tomar uno de esos masajes que tanto le gustan.

Con Elena Espinosa se cumple el dicho “cuando el diablo no tiene nada que hacer mata moscas con el rabo”. Un año más los incendios arrasando nuestros paisajes y la ministra ocupada en cerrar los chiringuitos porque según ella degradan nuestras costas. Penosa.

Lo de Trinidad Jiménez fue llegar y besar el santo. Nada más plantarse en Sanidad tuvo que hacer frente a la gripe A. Empezó bien… hasta que llegó el desastre. Apareció el brote del cuartel de Hoyo de Manzanares y puso en evidencia el desastre comunicativo Chacón-Jiménez.

La ministra de la ceja nos ha dado buen año con su defensa del canon digital. Pero el escándalo vino cuando nos enteramos que la encargada de repartir subvenciones tenía empresas familiares dedicadas al mundo titiritero. A los González – Sinde les había dado Zapatero la gallina de los huevos de oro.

Mientras que la educación en España continúe siendo horrorosa, el Ministerio de Ciencia e Innovación no servirá para nada. Cristina Garmendia ha tenido un curso sin pena ni gloria.

El Ministerio de Vivienda debería ser uno de los sacrificados para reducir gastos. La ministra Beatriz Corredor ha resultado ser absolutamente inútil.

Bibiana Aído ha estado totalmente volcada en su campaña de apoyo al aborto libre, en lugar de poner en marcha campañas que apoyen a las mujeres en la toma de decisiones. Sus perlas dejan en evidencia su falta de formación y, sobre todo, su total falta de sentido del ridículo, pero representa la rama más sectaria de la política de Zapatero. Continuará sorprendiendo y dando qué hablar a la vuelta de vacaciones.


jueves, 30 de julio de 2009

Cincuenta años sin paz

El 31 de julio de 1959, coincidiendo con la festividad de San Ignacio de Loyola, un grupo de militantes y dirigentes del PNV decidieron emanciparse y crear su propio grupo terrorista. Nacía, para desgracia de los españoles, Euskadi Ta Askatasuna. Cincuenta años después, aún vivimos en el infierno que decidieron crear.

Los atentados de Burgos y Mallorca no han sido sólo la celebración del aniversario de ETA, significan algo más. Significan que estos asesinos aún conservan la esperanza de que nos dobleguemos ante sus exigencias.

Ahora Rubalcaba nos alerta de que “ETA es una banda de salvajes asesinos enloquecidos”, los mismos “locos” con los que hace bien poco él y sus camaradas socialistas se daban el pico. Todavía recuerdo, y espero acordarme toda la vida, de cuando Zapatero nos quería convencer de que esta gentuza eran hombres de paz y que sus acciones eran meros accidentes. Hoy, los medios afines al gobierno se encargan de no recordar aquel mal llamado “proceso de paz”, en el que se humilló y despreció de una manera vergonzosa a las víctimas del terrorismo.

Lo cierto es que ETA sigue creyéndose capaz de obligar al gobierno de España a negociar sus exigencias, razones no le faltan. El dialogo está reservado para personas civilizadas, ellos no aceptan ninguna negociación, ellos imponen, y si no se aceptan sus premisas, matan. Espero que algún gobierno en lugar de dedicarse a dialogar con criminales acabe definitivamente con ellos.

Mi más sincero pésame a los familiares de los guardias civiles fallecidos, Carlos Sáenz de Tejada y Diego Salva Lezaun.


miércoles, 29 de julio de 2009

España, una preocupación

Cada vez que pienso en la situación por la que atraviesa España, que cuenta ya con cuatro millones y medio de parados, me dan ganas de echarme a llorar. Y no sólo por pena hacia las familias que están viviendo la tragedia del paro, que también, sino principalmente por rabia. Rabia por ver como este gobierno basuriento y apestoso trata a los ciudadanos como máquinas fáciles de programar a su antojo, que cada cuatro años acuden a las urnas como verdaderos autómatas y votan. Dependiendo de lo mucho o poco que haya surtido efecto su siniestro plan de amansar a la ciudadanía, su voto se decantará a su favor o no. Y si se ven muy apurados, ZP se dedicará a comprar votos de última hora por 400 € o echará mano de algún sucedáneo del famoso cheque-bebé. Lo que sea con tal de continuar en el poder y construir su modelo de España, porque el modelo que defendemos muchos españoles ya se ha encargado él de destruirlo.

El panorama que vive España es desolador. Y aún nos quedan por delante tres años largos de gobierno socialista, y para colmo, con una oposición acomplejada hasta la médula, que a lo único que aspira es a heredar la residencia monclovita en lugar de ganarse el sueldo y desempeñar el papel que le corresponde como principal partido de la oposición: machacar al gobierno y no ablandarse ante sus imposiciones. Mariano, no interesa un PSOE 2.0, ya estamos bien servidos con la primera versión.

Me temo que en el año 2012, con las sacudidas de la crisis ya bastante mermadas, la gente irá a votar y, lamentablemente, lo hará a favor del PSOE, porque por aquellas fechas ya se habrán encargado los socialistas y su tropa prisaica de que los ciudadanos hayan aprendido bien la lección: ellos son el timonel que nos lleva hacia progreso, sin ellos no somos nadie, ellos han sido los autores del milagro económico, los brotes verdes ya han dado sus frutos… y más y más basura. Es que lo veo venir.

Quizá hoy esté un poco pesimista, no lo niego, mas no quiero amargar el día a nadie, simplemente pretendo ser realista. Es la forma que tengo de desahogarme diciendo lo que pienso. Para quien no quiera mortificarse como yo, recomiendo ver La Noria, el informativo de Gabilondo el de los calzoncillos suicidas (no confundir con el antiguo fraile ahora metido a ministro) o algún otro anestésico de ese tipo. A lo mejor es cierto eso de que la ignorancia sea la base de la felicidad. Lo importante es que podemos elegir.



lunes, 27 de julio de 2009

La injusta Ley del Menor

Hace casi diez años que entró en vigor la Ley del Menor y no ha conseguido el objetivo para la que fue promulgada. El gobierno de Aznar pretendía reinsertar en la sociedad a pequeños delincuentes, pequeños en edad pero no en maldad, internándoles en centros especializados en reorientar su conducta, eximiéndoles así de toda responsabilidad y de un ingreso en prisión que hubiera sido inevitable en el caso de que hubieran cometido el delito con los 18 años cumplidos. Toda la responsabilidad del acto delictivo recaía por tanto en la propia sociedad.

La injusticia a día de hoy es tan escandalosa que el propio Partido Popular ha tenido que tomar decisiones sobre el tema y ver qué modificaciones pueden aportar para reparar los daños. Se trata pues de una ley que no se ajusta en absoluto a la realidad y que sirve únicamente para proteger al maleante y dejar indefensa a su víctima. Si bien es cierto que el PP se equivocó, el PSOE lo está haciendo ahora por no corregir el error, como le corresponde al tratarse del gobierno vigente, independientemente del partido político que lo cometió.

El caso es que los ciudadanos nos encontramos con una ley que protege a delincuentes que en ningún caso se rehabilitan y que realizan actos impropios de un niño, dejando a sus víctimas en total desprotección y con una sed de justicia que el propio Estado les niega. Ahí tenemos el ejemplo de El Rafita, uno de los asesinos de Sandra Palo, que después de pasar por un centro de menores y estando en libertad vigilada, vuelve a delinquir con total libertad.

Los familiares de la niña disminuida psíquica que ha sido violada recientemente en Isla Cristina (Huelva) están viendo como dos de los violadores de la pequeña están protegidos por la ley por el hecho de tener 13 años. Pero, ¿quién protege a la niña? ¿Quién va a hacer justicia con estas víctimas de menores delincuentes? María del Mar Bermúdez, la madre-coraje de Sandra Palo, aún continúa en su lucha incansable reclamando la justicia que su hija merece.

Actos como violaciones, torturas o asesinatos con ensañamiento no son propios de un ser al que se puede denominar niño. Ni si quiera se le puede denominar ser humano, es una bestia, carente por tanto de cualquier sensibilidad. Cuando pensamos en la infancia, imaginamos a un ser que necesita la protección y la orientación de un adulto, y que conserva esa dulce inocencia que con el paso de los años acabará perdiendo. En ningún caso relacionamos estas atrocidades con un niño. Es más, la realización de esos actos criminales significa, además de que se esté forjando un futuro delincuente, que existe un desalmado en potencia sin ningún respeto por los demás y que dentro de unos años puede hacer un daño tremendo a cualquier persona. Estamos hablando de que destrozan vidas en el mejor de los casos, en el peor, directamente acaban con ellas.

Una persona con 13 años puede relaciones sexuales con mayores de edad. El código penal lo permite, siempre que sea con consentimiento. Se les reconoce una responsabilidad para poder utilizar su cuerpo libremente. En cambio, violan y queman viva a una chica y no son responsables. Por otra parte, la nueva Ley del Aborto nos presenta a una menor de edad que es lo suficientemente madura como para ir a una clínica y abortar sin necesidad de recibir el permiso paterno. La niña no puede votar, ni abrir una cuenta corriente, ni comprar alcohol, ni tabaco, ni conducir, pero eso sí, si se trata de decidir sobre la vida de un ser humano, entonces sí es madura y responsable de sus actos. La contradicción es estremecedora.

Si nos fijamos en la propia naturaleza, a partir de los 12 años se da por concluida la infancia y comienza la adolescencia. Se producen en los niños unos cambios corporales que anuncian la transición hacia la edad adulta. Comienzan a desarrollar y definir una personalidad propia. A los 16 pueden trabajar, incluso si Zapatero lleva a cabo sus planes van a poder abortar. Entonces, ¿por qué esperar hasta los 18 años para que una persona tenga responsabilidad sobre sus propios actos delictivos?


viernes, 24 de julio de 2009

Mensaje de bienvenida


Hoy nace Picando alto, un blog que se centrará en la crítica a la actual vida política española, de forma que la mayoría de los comentarios estarán dedicados a este asunto. Pero no me centraré solo en este tema, también trataré aspectos relacionados con política internacional, sociedad o deportes, así como algunos otros que puedan ir surgiendo. Iré contando a mi manera, y siempre bajo mi punto de vista, las historias que más me preocupan e interesan.

¿Por qué el título Picando alto? Aunque la expresión tiene su origen en el mundo taurino, del que no soy aficionada, sino todo lo contrario, contiene un sentido ambicioso. Por otra parte, la frase tiene para mí un significado muy personal: molestar a los de arriba. De ahí la cita de George Orwell como subtítulo del blog. Se trata de tener libertad para escribir y decir lo que uno piensa.

La participación de seguidores que puedan acercarse a este blog será buena para intercambiar opiniones e ideas.

Un saludo a todos y bienvenidos.